Vestidos




Vestidos

Los vestidos son una expresión ideal de la feminidad. Por eso debemos saber elegir el vestido ideal para cada ocasión. Existen distintos tipos de vestidos según el acontecimiento, y por esto lo mejor es conocer las variedades disponibles antes de comprar uno. Hay ciertos atuendos que pueden ser muy hermosos pero no se lucen en ciertos contextos y hasta pueden llegar a quedar mal.

Al momento de comprar un vestido, lo primero que tienes que tener en claro es dónde y cuándo vas a usarlo, porque estos son los factores más importantes que condicionarán las características de tu prenda. Vamos a analizar las distintas alternativas.

Cuando hablamos de "cuándo", primero que nada, nos referimos a la noche o al día. Los vestidos de noche y los de días son completamente opuestos. En segundo lugar, hablamos de qué momento en el año, es decir, qué estación del año. Los vestidos suelen estar confeccionados con distintas telas, modelos, colores y largos según la estación del año. Generalmente, los colores claros y vivaces, como el amarillo o el blanco, son colores de verano y los más oscuros se reservan para el invierno.

Cuando hablamos de "dónde" nos referimos al lugar o lugares en los que luciremos el vestido, es decir, ¿lo usaré en la oficina? ¿O para ir a caminar al parque un domingo por la tarde? Este tipo de contextos condicionan mucho lo que elegiremos en la tienda. Cuando se trata de una fiesta, debemos saber qué tipo de fiesta será, por ejemplo, ya que hay fiestas muy elegantes y otras menos elegantes en donde el vestido debe ser ideal para no quedar mal.

Otro factor importante que determinará el tipo de vestido que vas a comprar es tu silueta. No todos los vestidos fueron diseñados para todas las medidas y los tipos de cuerpos, por eso, es necesario que sepas elegir una prenda que vaya contigo y beneficie tu figura. Por ejemplo, si no tienes la cintura muy definida, puedes usar un vestido con corte princesa. Este tipo de vestido es el que tiene una especie de cinturón, faja o aplicación alrededor de la cintura que produce un efecto visual que afina la silueta. Si eres un poco rellenita o muy alta, lo mejor es evitar los vestidos largos, a menos que se trate de vestidos de noche elegantes. Lo recomendable es usar una pollera que cubra las rodillas pero que no sea mucho más larga que eso, ni más corta. En el caso de que tengas una espalda muy pequeña y caderas amplias, los vestidos con mangas cortas (que cubran tus hombros) harán que tu espalda luzca más amplia y esto hará que tus caderas luzcan más angostas. Si eres muy delgada también debes evitar vestidos que no favorezcan tu silueta y debes tratar de resaltar tus curvas lo mayor posible.

Otros factores son el color de tu pelo y de tu piel y los accesorios que llevarás si es que los compraste antes, como los zapatos o la cartera. De cualquier manera, siempre es aconsejable contarles a las vendedoras lo que buscas y ellas sabrán aconsejarte. Si tienes muchas dudas y ellas no pueden ayudarte, entonces tal vez debas acudir a un modista para que las aclare y luego volver a tu tienda de ropa favorita y comprar tu vestido.




¿Precisas información sobre vestidos?

Cuéntanos sobre qué tipo de vestidos estás interesada

Vestidos de fiesta

112 votes

64%

Vestidos informales

32 votes

18%

Vestidos de trabajo

31 votes

18%